Reseña Histórica de la DIRECCIÓN NACIONAL DE POLICÍA DE TRÁNSITO

 En el año 1953, ante la creciente ola de graves accidentes de tránsito que comenzaron a sembrar el pánico en las Carreteras y Rutas Nacionales por el incremento de muertes, las Autoridades deciden crear una Policía Nacional que se especialice en la problemática del tránsito.

     El  Ministro del Interior de la época  Dr. Gustavo FUSCO,  recogiendo el clamor público frente a esta realidad que enlutaba las  carreteras,  crea una Comisión Asesora para que estudie el tema; la misma se reúne por primera vez el 26 de Octubre de 1953, finalizando su labor  luego de veinte reuniones,  el 20 de febrero 1954, aconsejando la creación de una Policía Especializada.

     El 15 de septiembre del año 1954 por Decreto del Poder Ejecutivo, se crea la Policía Nacional de Tránsito, que luego por imperio de la Ley Orgánica Policial, pasaría a denominarse Dirección Nacional de Policía Caminera.

     El 13 de enero de 1955 un reducido grupo de 9 hombres, 3 motos y 2 patrulleros, cedidos por la Jefatura de Policía de Montevideo, salen a las Rutas por primera vez  a enfrentar la dura tarea de revertir la cruel realidad de los accidentes de tránsito.

    Los primeros servicios fueron destinados fundamentalmente sobre las rutas 8, 9 y 93 que por ese entonces soportaban el mayor flujo de tránsito del este, no existiendo  entonces, la hoy Ruta Interbalnearia, ni Avda. Italia, hoy Avda. Ing. Luis GIANNASTASIO.

    Su primer Director fue el Comisario Don Romeo MARTINO, quien pese a la urgencia que lo apremiaba, decide ganarse al conductor por la persuasión y no por la represión, entendiendo que resultaría más efectivo educar que reprimir sin contemplaciones.

    Con esta consigna, salen a las rutas a educar,  viéndoles en todo momento al costado del camino, haciendo notar lo que esta mal, corrigiendo errores, dando  información, y auxiliando a los heridos y accidentados.
                       
    El resultado, pese a algunos escépticos, fue sumamente auspicioso. Muy pronto la idea del Comisario Romeo MARTINO dio excelentes resultados; el tránsito carretero comenzó a encauzarse, y hasta podría decirse que con su sola presencia ya creaba un aspecto psicológico que daba la idea de seguridad.


    Lo que más llamo la atención fue el éxito que alcanzara ese pequeño grupo de tan solo 9 hombres, los cuales supieron además ganarse el respeto y la consideración pública, situándolos en un lugar de privilegio, y logrando en su corto accionar que se les reconocieran como los “CABALLEROS DEL CAMINO”, hombres que fueron amables, solícitos, corteses, pacientes, comprensivos, galantes si correspondía, condescendientes frente a la explicación, carentes de tono autoritario, pero sin que por ello fueran débiles frente al delincuente que no merece consideración.
    Tal fama  trascendió las  fronteras del país, siendo respetados y admirados por los turista de carreteras.   

     Posteriormente, en el año 1957, fueron incorporados a este Cuerpo 30 hombres y 25 motocicletas; un hecho trascendente que permitió ampliar los servicios a otras Rutas, principalmente las Rutas 1 y 5.

     Hoy, nuestra acción tutelar se extiende a todo el territorio nacional y fieles a ese legado de fuerza e inteligencia, continuamos educando, corrigiendo errores, en apoyo a  las necesidades de la sociedad, capacitándonos para brindar cada día un servicio más eficaz.

     Tratando de mantener el Preciado Legado que nos dejaron nuestros pioneros, el emblema de la Unidad reza con orgullo los principios que fueron y siguen siendo, pilares fundamentales del Cuerpo “LEALTAD – CORTESIA – FIRMEZA”.

      El 01 de enero del año 2016 por la nueva ley Orgánica Policial Nº 19.315 en su artículo 30, la Unidad pasa a denominarse Dirección Nacional Policía de Tránsito, teniendo como cometido principal la prevención y represión de los delitos y las faltas que se cometan en las vías de tránsito Nacionales y Departamentales, continuando con los principios que le fueron dados desde su creación.